Vida diaria Archive

Mi horizonte

Esto que veis es mi horizonte, un horizonte cebado de apuntes, citas y bolígrafos Bic mordisqueados. Si todo sale como se le antoja a mi esperanza, en escaso tiempo dejare enterrado en el olvido temporadas de precariedad laboral, y aquella odiosa sensación de estar navegando en un barco que en cualquier momento podía zozobrar. Como

1 de Mayo

Caricatura: Medina

¿Tienes algo de…?

Desear diversión tiene un precio, tu solo aportas apariencia y los cheques sin fondo apenas sirven para reciclaje. Dedicado a la morena ansiosa de humo y su cuerpo hipotecado.

Semana Santa [2008]

Podría haber alegado mil justificaciones y no aparecer como en tantas otras ocasiones, sencillamente habría sido un error más que añadir a la lista. No ha sido fácil, aun perduraban reflejos de temor ante el espejo y miradas de extrañeza en los ojos de los que sabían y nunca debieron. Esta falsa primavera, colmada de

La vieja azucarera

Hace un mes nos colamos en una enorme azucarera abandonada hace ya más de 15 años en mi ciudad, esa tarde, mientras recorríamos sus lóbregas entrañas, hicimos más de 400 fotografías, desde aquello hemos estado preparando una selección de las mejores fotos y aderezándolas un poco. No es que el proceso sea lento, o que

Adiós 2007, hola 2008

Esta noche el 2007 formará parte del pasado; en el fondo solo es una cifra numérica que representa una fecha en el calendario. Lo cierto es que no sigo demasiado las celebraciones navideñas por que a parte de no creer en dioses opino que no hay por que comportase de forma diferente en determinadas fechas

Erase una vez una vida loop

Últimamente las cosas giran a mí alrededor de forma muy acelerada y yo no doy ni un solo giro en varias semanas, es como una escena en la que un hombre camina lento y el resto se mueve a su alrededor a una velocidad desorbitada. Tampoco puedo hacer mucho para evitarlo, los condicionantes son estúpidos

El cumpleaños de Rigo

Esta pasada noche celebramos el cumpleaños de un colega de toda la vida, en un principio pensábamos hacer botellón, pero beber en la calle a 3 grados bajo cero y soportando el cortante viento que baja desde las montañas no es agradable ni recomendado. Al final decidimos celebrarlo en casa de Litos, su piso tiene