La cara oculta de la luna revela sus secretos tras el alunizaje de la sonda espacial china Chang’e 4
27/01/2019
0

La sonda Chang’e 4 forma parte del Programa Chino de Exploración Lunar desarrollado por la Administración Espacial Nacional China (CNSA) desde el año 2007. Sus objetivos, además del estudio de la cara oculta de la luna, se centran en el análisis de las propiedades ambientales de la superficie del satélite y el futuro alunizaje de misiones tripuladas.

El proyecto de la sonda Chang’e 4 y las principales maniobras que llevaron a cabo un histórico alunizaje.

Su lanzamiento estaba programado para el día 7 de Diciembre del 2018, una vez ya finalizado su periodo de aplazamiento de dos años consecutivos a partir del 2015. El equipo está compuesto por el Rover «Yutu-2», cuya traducción significa “Conejo de Jade”, un aterrizador o “Lander”, y un “Conjunto Orbitador”, responsable del alunizaje ocurrido el día 03 de Enero del 2019.

Con la finalidad de hacer posible dicha tarea, la Administración Espacial China necesitó resolver el problema de comunicación desde la cara oculta de la luna, producto de la lejanía de dichas regiones lunares con el campo eléctrico radial terrestre. Es allí es donde entró en acción el satélite de reenvío Queqiao, una ingeniosa base de radiofrecuencia lanzada a mediados del mes de mayo del 2018.

Mediante el uso de diversos modelos matemáticos, los expertos calcularon que el segundo punto de LaGrange del sistema gravitatorio tierra-luna, región del espacio ubicada a 455.000 kilómetros de la Tierra, era la zona orbital exacta para fungir de enlace idoneo entre las bases del CNSA, en Pekin, y el modelo del Chang’e 4 a ser lanzado.

La nave entro finalmente en órbita el día 30 de Diciembre tras ser lanzada en el interior de un cohete modelo Larga Marcha 3B. La “Estación del Lejano Espacio”, localizada en Nuquen, Argentina constituye por tanto el punto terrestre que se desempeña como antena receptora de datos. Una base espacial que en si misma surge en 2017 tras la firma de un acuerdo bilateral entre el gobierno de China y la república de Argentina.

El Cráter “Von Karman” de la cara oculta de la luna y los motivos por los que fue señalado como zona de aterrizaje del proyecto.

Otra de las razones por las que hasta el momento ninguna misión espacial había logrado explorar el terreno lunar de la cara oculta de la luna, es debido a la ausencia de superficies planas para un aterrizaje seguro. El cráter “Von Karman” es uno de los pocos lugares de la cara oculta que reúne todas las condiciones para un descenso de esta categoría. Se trata de una cuenca de 180 kilómetros de diámetro, localizada en la zona oriental del hemisferio sur de la luna, en el interior de una región conocida como “Cuenca Aitken”. Recientemente, la Administración Espacial Nacional China (CNSA) revelo importantes datos acerca de su formación y surgimiento.

Los expertos calculan que la edad de la luna es en si misma de 4,53 millones de años, a pesar de ello existen muchas diferencias notables ente sus dos caras. Un 60% de la cara visible se encuentra recubierta de 22 mares de basalto volcánico, 19 de los cuales se ubican dentro de esta medida y los 3 restantes ubicados en su extremo interno, de entre los cuales el “Von Karman” se incluye.

Tras su alunizaje, el equipo del Rover de la Chang’e 4 revelo que la superficie del cráter se compone principalmente de un 10% de óxido de hierro, en combinación con otro tipo de metales importantes como el “Torio”. Son este tipo de concentraciones las que les permiten a los astrónomos situar a las rocas de dicho hemisferio en una escala geo cronológica más antigua a las rocas extraídas de la parte frontal.

El cráter “Von Karman”, es por tanto producto de uno de los primeros impactos de asteroides sobre la luna. Se formó tras la acumulación de lava volcánica en una cuenca de colisión recién formada. La formación de otros mares cercanos como el Leibniz, el Davisson, y el Finsen han cambiado notablemente su aspecto. Su nombre proviene de Theodore von Kármán, científico húngaro considerado como el más importante pionero del Programa Chino Espacial.

Características del Rover Lunar: ¿Cuáles son los verdaderos objetivos de China en este rincón inexplorado del espacio?

El rover Yutu-2, es una unidad de procesamiento móvil compacta, con un peso promedio total de 140 kilogramos y una medida máxima de 1,5 metros de longitud. Dicho espacio ha sido suficiente como para insertar en él, todo un arsenal de dispositivos tecnológicamente programados para la recolección de importantes datos y muestras en general. En primer lugar el Rover de la Chang e 4, incorpora una cámara panorámica en su parte superior. La misma es capaz de girar 360 grados sobre su eje para orbitar fotográficamente al completo campo de visión.

Acompañando a este dispositivo también se incluye a un “Geo radar” y al “Active Source Hammer” o ASH, equipos los cuales emplearan diversas técnicas de “electroscopia infrarroja”, para la deducción de las principales características de la corteza en base a su actuación ante la sismicidad. Un importante aporte del Instituto Sueco de Física Espacial ha sido el “Analizador Pequeño Avanzado para Neutrales” (ASAN), el cual permite a los investigadores obtener un panorama más cercano de la forma en como la superficie de la luna interactúa con el viento solar.

El estudio de la cara oculta de la luna no sería una investigación completa, de no ser por el hecho de que el aterrizador, también se encuentra equipado con material biológico importante. Este módulo del proyecto Chang’e 4, alberga en su interior,un pequeño contenedor con materiales orgánicos provenientes de Arabia Saudita, Suecia y Alemania, consistiendo ello en una biomasa integrada tanto por semillas de especies vegetales, como la patata, el algodón y la Arabidopsis, y componentes animales como huevos de gusanos de seda, y otros insectos.

El objetivo de la CNSA es el eficaz logro de una homogénea simbiosis entre ambos elementos, logrando que las plantas produzcan el oxígeno que los insectos posteriormente convertirán en CO2. De ser logrado ello, la luna demostraría un alto índice de habitabilidad, como pilar base para un futuro asentamiento humano. El 15 de Enero, la administración china recibió la primera fotografía del nacimiento de una planta de algodón de estable aspecto.

Apuntes Finales: El Programa Chino de Exploración Lunar  y los mas importantes objetivos que aun le quedan por realizar.

Con poco mas de una década de existencia, el renombrado Programa Chino de exploración Lunar, orquestado por la CNSA y dirigido por el astrofísico Ouyang Ziyuan, se encuentra apenas realizando sus pasos iniciales. Con el retorno a tierra de la sonda Chang’e 4 estimado a mediados del mes de Marzo del año 2019, se habrá dado por concluida la segunda fase de una millonaria planificación robótica y espacial inteligentemente programada, cuya consolidación podría representar un gran salto en la conquista humana del sistema solar. De forma previa, las naves Chang’e 1 y 2 habían demostrado la posibilidad de un viaje no tripulado hacia la región de lunar posterior durante los años 2007 y 2010.

La tercera fase del proyecto, contempla a su vez el año 2020 como punto de arranque para las misiones que atraerán a la tierra muestras de terreno lunar para un análisis más concreto y directo. Es pues aquí donde las sondas, Chang’e 5 y 6 entran en juego. La participación del modelo Chang’e 5-T1 consistió en demostrar la resistencia que equipos como este tendrían a la hora de preservar este tipo de muestras en las extremas condiciones de reentrada a la tierra.

Cuatro años después, en el 2024, el Programa Chino de Exploración Lunar, contempla el lanzamiento de cohetes de Larga Marcha modelos CZ-7, mediante los cuales se plantea dar inicio a la fase de ocupación humana de la cara oculta de la luna y a partir de allí, al sistema solar y por tanto al resto del universo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies